viernes, 15 de diciembre de 2017

5 motivos para cambiar el grifo del fregadero

Tras varios años de uso ha llegado el momento de cambiar el grifo de tu fregadero, ¿motivos? Existen muchos, pero siempre llegamos a la conclusión que su funcionamiento no es el mejor, no sintiéndonos conforme con eso decidimos cambiarlo. He considerado algunos de esos motivos principales para que por fin cambies tu grifo por uno nuevo.

Grifo averiado


Cada elemento del hogar tiene su vida útil, de esto no escapa la grifería. Con el pasar de los años la grifería empieza a presentar averías, fallas, baja la funcionalidad hasta que nos damos cuenta que necesitamos reemplazarlo por otro nuevo.



Renovar el grifo


La principal excusa que todos tenemos para cambiar un grifo del fregadero es cuando pensamos en la renovación. En el mercado existen infinidades de modelos, tipos y colores, por lo que nuestro grifo se hace obsoleto muy rápido.

Por eso una de las causas es una renovación en la decoración de la cocina, la necesidad de incorporar un grifo con más tecnología como los que traen sensores, reguladores de temperatura o reguladores de caudal. Es impredecible el tipo de grifo que podamos escoger para reemplazar un viejo grifo.



Grifo con fuga constante de agua 


Seguro te ha pasado que cambias los latiguillos, cambias las llaves de paso, ajustas las gomas, reemplazas el aireador y el fregadero aún sigue goteando. Te informo que es un fuerte motivo para cambiar el grifo de tu fregadero.



Daños por acumulación de cal


Con el pasar de los años, la cal que se forma por los minerales del agua se va acumulando en la grifería, hasta el punto que impide el paso del agua. En algunas ocasiones es posible eliminar esa cal, pero al tener muchos años, la grifería se va deteriorando, sin dejarnos nada que hacer sino reemplazarla.

Según la zona donde vivas tendrás el agua más o menos dura, estos le restan la vida útil a la grifería, afectando además la llave de paso, los latiguillos y hasta la base, al provocar la corrosión de mismo.



Grifería con defectos de fábrica



Son pocas las ocasiones que hemos escuchado esto, pero si existe. Los grifos que conocemos con estas fallas no pueden arreglarse tan fácilmente, ya que las gomas no cierran herméticamente, las roscas no encajan bien o las llaves quedan filtrando agua, teniendo que arreglarlas rudimentariamente. La opción más fácil en estos casos es reemplazar el grifo del fregadero.






Estos materiales y muchos más en www.masqueazulejos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario