martes, 30 de julio de 2019

Cómo alargar la vida útil de nuestro ventilador


En el post de hoy vamos a hablar sobre cómo hacer que nuestro ventilador o aire acondicionado dure mucho más. En primer lugar, si ponemos el ventilador cerca de las puertas y ventanas, facilitaremos la circulación de aire. Así tendremos que forzar menos el ventilador, por lo que también durará más. Además debemos colocarlos en superficies regulares con el fin de evitar vibraciones. Estas pueden provocar la rotura de alguna pieza.

También recomendamos ajustar frecuentemente las piezas y tornillos y además mantener las partes móviles muy bien engrasadas.

Es muy importante limpiar periódicamente el polvo de las aspas. Esto hará que las aspas giren mejor y que por tanto produzcan más aire. Eso sí, recuerda desconectar el ventilador por seguridad. Además, las piezas o partes que sean de plástico deben limpiarse con jabón y un paño húmedo, aunque debemos tener cuidado de que no penetra el agua u otro líquido al interior del motor.

Si no hay nadie dentro de la habitación, apaga el ventilador. En primer lugar porque si no dejas al ventilador trabajando sin que, realmente, tenga ninguna función. En segundo lugar, ahorraremos algo en la factura de la electricidad.

Si el ventilador sufre alguna avería, acude a un taller para que personal cualificado pueda solucionar tu problema. No intentes arreglarlo tú, pues podrías empeorarlo.


Si en cambio en tu casa, tienes aire acondicionado puedes seguir esta serie de pautas para así alargar la vida útil de tu aire acondicionado.

En primer lugar, sigue siempre las instrucciones del manual. Te evitarás un mal uso del aire acondicionado y por ende, que se estropee antes de tiempo.

Por otro lado, en cuanto a su ubicación, intenta colocar el aparato en la pared con más sombra de la habitación ¿Qué conseguiremos con esto? Pues que desde el exterior garanticemos una ventilación adecuada.

Como consejo, no fijar el aparato a la pared, por que así, en el caso de necesitar desmontarlo para el mantenimiento, nos será mucho más difícil si el aparato se encuentra totalmente fijado.

Procura no colocar el aire en zonas donde haya equipos que generen calor. Un claro ejemplo de esto es la cocina. Esto se debe a que el aire, probablemente tendrá que trabajar mucho más para conseguir enfriar la estancia, provocando que acabe rompiéndose mucho antes.

Mantén limpios los filtros y el aparato de aire, para así hacer que el aparato dure mucho más tiempo funcionando de manera óptima.






No hay comentarios:

Publicar un comentario