martes, 23 de julio de 2019

Mantener el gresite como nuevo


El gresite es un material muy similar al azulejo ¿Su diferencia? Es mucho más pequeño. Es el material por excelencia en las piscinas, aunque también es muy usado para las duchas.

Es impermeable gracias a la capa vítrea que tiene y los pequeños componentes van unidos gracias a unas mallas. Es una excelente opción como elemento decorativo. Normalmente podremos encontrarlo de forma cuadrada aunque también existe el gresite con forma rectangular dando un toque más original a la estancia.

Podemos encontrarlos en diversos tonos y texturas para así poder combinarlos a la perfección con el resto del baño y de elementos decorativos que se encuentren cerca. Además podemos instalarlo incluso en un alicatado antiguo, aunque no sea ciertamente lo más recomendable.

 Se utiliza mucho, como hemos comentado anteriormente en piscinas, pero también en reformas de duchas y alicatado de baños. Es muy común que por esta exposición a la humedad y al agua las juntas comiencen a oscurecerse, aunque su limpieza y mantenimiento es muy sencilla. ¿Cómo mantenemos nuestro gresite como nuevo?
  • -        Si los gresites están pulidos solo hay que limpiarlo con agua y detergente neutro. Enjuagamos bien y secamos, para evitar que se acumule humedad.
  • -        Si tiene más suciedad debido al uso continuado podemos añadir al agua un chorrito de lejía.

  • -        Para las manchas en general es recomendable mezclar 4 litros de agua caliente con media taza de amoniaco, otra media de vinagre y ¼ de taza de bicarbonato, limpiar, enjuagar bien y de nuevo secar.

Con estos sencillos consejos tu gresite quedará como nuevo y tu baño tendrá un aspecto mucho más renovado e higiénico.









No hay comentarios:

Publicar un comentario