miércoles, 25 de septiembre de 2019

Trucos caseros para limpiar los azulejos paso a paso



Probablemente, la idea de limpiar azulejos, no te parezca la más divertida, ya que  es una tarea a la que invertir bastante tiempo. Por eso hoy queremos darte unos consejos para que esta labor del hogar no te cueste tanto tiempo ni esfuerzo.

Por esto mismo que acabamos de comentar, muchas veces evitamos limpiar los azulejos (sobre todo en cocinas). También puede suceder que hayamos hecho obras y por lo tanto nos toque limpiar algunas zonas que se quedaron con polvo o restos de las obras.

Lo beneficioso de los trucos caseros es que, además que reducen el tiempo de la tarea, nos evita tener que acudir a profesionales y además, probablemente, resulte menos costoso.




  1. Limpiar azulejos con Vinagre

La limpieza de los azulejos debe ser minuciosa, y no solo por mantener un aspecto bonito del azulejo, sino porque suele estar instalado en lugares que requieren de una higiene total.

En este caso utilizaremos el vinagre, para ser más exactos el blanco o vinagre de vino (que puede estar en cualquier cocina).

Paso 1: Mezcla vinagre (blanco o de vino) con agua en un cubo y removemos. Mojamos papel en la mezcla.

Paso 2: Con el papel humedecido, lo pasamos por los azulejos y las juntas. Insiste en las partes que se mantengan sucias.

Paso 3: Con un paño húmedo y limpio retiramos la mezcla de vinagre. Puedes añadirle un poco de producto de limpieza para terminar de eliminar el olor del vinagre.


  1. Bicarbonato.

El bicarbonato tiene múltiples propiedades, pero en este caso el bicarbonato de sodio tiene unos resultados más que destacables.

Paso 1: Añade la mitad de una taza de bicarbonato, una cucharada de jabón líquido y un cuarto de taza de agua oxigenado. Mezcla bien todos los ingredientes y rellena la mezcla que has obtenido en un dispensador de líquido.

Paso 2: Aplica la mezcla difuminando encima de los azulejos directamente. Deja actuar sobre unos 15 minutos aproximadamente.

Paso 3: Como este producto que hemos fabricado casero sirve también para las juntas, te recomendamos que con una esponja vayas limpiando poco a poco las juntas.
Paso 4: Por último con una esponja o un paño húmedos y limpios elimina cualquier resto de la mezcla.

Estos son solo algunos de los consejos que os tenemos preparados para que mantengáis vuestros azulejos impecables y como nuevos.






miércoles, 18 de septiembre de 2019

Soluciones prácticas para el almacenaje en jardín


Muchas veces nos encontramos con que en nuestro jardín o terraza tenemos las herramientas, juguetes de los niños, utensilios del hogar, etc. Y lo que quizá tenías pensado como un espacio de disfrute acaba convirtiéndose en un trastero. Por eso hoy te damos algunas soluciones prácticas para que almacenes todas esas cosas en un espacio mucho más reducido de forma eficiente, así tu jardín o terraza volverá a ser ese espacio que pensabas.

En primer lugar debemos organizar y ganar espacio. Debemos saber qué objetos necesitamos en nuestra vida y aquellos que no. Una vez tengamos esto claro y nos hayamos deshecho de lo que no necesitamos, el siguiente paso es buscar un buen hueco en nuestra terraza o jardín. Dependiendo de los objetos que necesites guardar tendrás que encontrar un hueco más grande o más pequeño, como para colocar un armario o incluso una caseta. Esas son las dos soluciones que más espacio ocupan, pero que te permiten un mayor espacio de almacenamiento.

Un truco que damos para asegurarnos un mejor orden dentro de los armarios es comprar cajas de plástico. En ella podemos colocar los productos por familia de los mismos. Por ejemplo, todos los productos de limpieza en una caja, las herramientas pequeñas de jardinería en otra. Si además etiquetas de forma adecuada cada caja será mucho más fácil encontrar lo que buscas, y además mantendrás a su vez el armario ordenado a la perfección.

También puedes aprovechar los laterales de los armarios para colgar ahí otros utensilios como por ejemplo las escobas, fregonas o recogedores, para que así tampoco se vean a simple vista y tengan siempre su sitio.

Los arcones son siempre una gran opción si no dispones de tanto sitio o si en tu caso no necesitas mucho espacio. Un arcón pequeño puede servirte para colocar dentro los cojines del sofá de jardín o de la tumbona, guardar la manguera si es de las que ocupan mucho espacio. Además puedes encontrar incluso algunos tipo cobertizo con una apertura frontal, que resultan muy cómodos para guardar las bicis.

Incluso existen arcones que a su vez tienen la función de asiento. Algunos puedes incluso fabricarlos tu mismo creando un banco que te permita, al mismo tiempo, guardar debajo utensilios, mantas, cojines o incluso los juguetes de los más pequeños.